EL SIME, EN LA ENTREGA DE LOS XIX PREMIOS LAUREL DE FEAPS


Ayer se entregaron, en el Centro Social de la Universidad de Murcia, los XIX Premios Laurel de FEAPS, en los que el SIME recibió una placa conmemorativa como entidad colaboradora de la asociación.

Dar una oportunidad a los trabajadores con discapacidad intelectual es una forma de ejercer la Responsabilidad Social Corporativa para las empresas que, además, sus familias reconocen cada año con los premios Laurel. Son un agradecimiento de las asociaciones sin ánimo de lucro de FEAPS Región de Murcia por impulsar la inclusión laboral ya sea contratando a estos trabajadores, facilitando su formación o adquiriendo los productos y servicios que ofrecen en Centros Especiales de Empleo.En esta ocasión, las empresas e instituciones que destacaron en 2014 por integrar a murcianos con discapacidad intelectual de la mano de las asociaciones de FEAPS RM son: el Ayuntamiento de las Torres de Cotillas, Fundación Repsol, NH Cartagena, Fundación Pedro Cano, Hospital Virgen del Alcázar de Lorca, el Servicio de Cultura de la UM y New Capital 2000. Todos recibirán su premio Laurel en un acto que se celebrará el jueves 26 de febrero a las 12h en el auditorio del Centro Social de la Universidad de Murcia.

En esta ocasión, las empresas e instituciones que destacaron en 2014 por integrar a murcianos con discapacidad intelectual de la mano de las asociaciones de FEAPS RM son: el Ayuntamiento de las Torres de Cotillas, Fundación Repsol, NH Cartagena, Fundación Pedro Cano, Hospital Virgen del Alcázar de Lorca, el Servicio de Cultura de la UM y New Capital 2000. Todos recibirán su premio Laurel en un acto que se celebrará el jueves 26 de febrero a las 12h en el auditorio del Centro Social de la Universidad de Murcia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Respeta las opiniones de los demás y no descalifiques a nadie. Es importante tener educación.
La dirección de correo electrónico del usuario se guarda a meros efectos de establecer comunicación electrónica con el mismo en caso de necesidad legal derivada de su comentario o para el seguimiento de la conversación, y sin realizar ningún proceso de recopilación o asociación de datos de mala fe.

Por qué